Artes Escénicas
Breves

Síntesis Argumental

Tres historias que llevan la impronta de la condensación.

Personajes que se enfrentan a la asunción de cambios, que se transforman ante la afirmación de sus propios límites, que negocian su interior más vulnerable. Personajes que intentan decir, reconstruirse, salir. Personajes muy cerca de la vida, y del mundo.

Una mujer en la cárcel a punto de recuperar la libertad se confiesa: el encierro la ha enfrentado con los espacios donde el resentimiento ha ganado terreno.

Una chica transexual que choca con la verdad y se enfrenta al horror por lo que no se comprende.

Una pareja en un set de filmación se somete a un juego de apariencias donde el querer ser a fuerza de todo desnuda un vínculo en el que la conveniencia aplasta el amor.

Ficha artística y técnica

Falta de modestia / Autora: Griselda Gambaro / Actúa: Mary Haspert

Una ama como puede / Autora: Griselda Gambaro / Actúa: Gerardo Gerez 

Dime con quién andas / Autor: Julio Chávez / Actúan: Cecilia Bergesio y David Gastelú / Vestuario: Gustavo Mondino / Iluminación: Marcelo Allasino / Producción: Centro Cultural La Máscara / Dirección General: Marcelo Allasino

Historia del espectáculo

Se estrenó en noviembre de 2009 en el Centro Cultural La Máscara (Rafaela, Santa Fe), y se presentó en 2009 y 2010 en las ciudades de Rafaela y Santa Fe.

Dijo la crítica

«Mary Haspert explora en el drama y brilla: en esa cara lavada y ese uniforme desteñido, detrás de sus lentes y su pañuelo gastado, en ese reiterado cubo que la enfrenta a la dureza de un personaje que no se puede salvar. Gerardo Gerez interpreta a Luisa en “Una ama como puede”, también de Gambaro. Estamos aquí ante un personaje riesgoso y difícil que sorprende y emociona. Gerardo se anima e impacta. (…) Cecilia Bergesio y David Gastelú funcionan como un dúo impecable que sostiene desde el principio una discusión que no aminora. Progresivamente, las palabras se agotan, los gestos se intensifican, las miradas se confrontan. La pareja se hunde, ya nada más puede sacrificarse porque nada más se puede decir.

(…)Esta última producción del grupo de teatro La Máscara es una invitación a involucrarse desde nuestra, a veces, miserable vulnerabilidad, a transitar por los horrores de nuestro más egoísta rostro, de nuestra humanidad avasallada por los fracasos, los deseos incumplidos. Una invitación, también, para decir que esto es teatro, esa otra verdad, ese espejo donde vemos nuestra precaria condición de seres que aman y sufren por ser amados.»

Roberto Schneider, El Litoral

Siguiente Proyecto
Artes Escénicas
De profesión maternal