Artes Escénicas
La Brusaròla

Síntesis Argumental

“La Brusaròla” desenmascara el imaginario tradicional y anquilosado de una familia piamontesa del interior santafesino.

Una madre autoritaria y sobreprotectora despliega sus estrategias manipuladoras y somete a los miembros de su familia a situaciones humillantes que responden a sus deseos y caprichos cotidianos.  Víctimas y victimarios tejen un entramado de relaciones que develan un universo perverso, en el que la fantasía – el arte – se vislumbra como única salida. 

El humor cínico y provocador, el grotesco y la crueldad, deconstruyen los mitos de toda una cultura y una tradición agotadas, vacías, y aún presentes en nuestra propia cotidianeidad.

Historia del espectáculo

“La Brusaròla” fue el sexto espectáculo del Grupo Punto T, y resultado de dos años de trabajo e investigación entre el autor-director y los actores.  Las fuentes primarias de su creación están estrechamente vinculadas con el deseo de indagar y problematizar el contexto cultural de Rafaela y la región, asentamiento inmigratorio en su mayoría piamontés.  Tradiciones, costumbres, oralidades, discursos y personalidades fueron los materiales a explorar y resignificar en esta puesta en escena que cuestionó sentidos consagrados y revisó historia y literatura propias. Al desmantelar el mito de la tierra cargada de futuro, la obra propuso otra mirada: no se leía el idilio hombre-tierra, ni el triunfo de los valores de los inmigrantes que lucharon por las fuerzas indómitas de la naturaleza ni el exilio.  La resistencia, en esa tierra de condena y estancamiento, radica en la fuerza y la posibilidad de la ficción.

Se estrenó el 14 de julio de 2001 en la sala del Centro Cultural La Máscara (Rafaela) donde realizó una importante cantidad de funciones.  Participa luego en la Fiesta Provincial de Teatro en la que resulta premiada y seleccionada para la instancia regional.  Se presentó en Rafaela, Santa Fe, Rosario y Buenos Aires, donde realiza una temporada de dos meses en el Espacio Ecléctico.  Es importante destacar que esta fue la primera vez en la historia del teatro rafaelino que una pieza realiza una temporada en la capital del país.

Dijo la crítica

Siguiente Proyecto
Artes Escénicas
El ladrón de sonrisas